El proyecto de EVA, aunque es innovador, está antecedido por toda una serie trabajos de otros performers y programadores. Son las ideas y conceptos necesarios para, una vez superada la abstracción de la tecnología, poder imaginar como podría ser un mundo donde la realidad junto con el soporte de la ficción visual puedan mezclarse para producir universos inventados donde tengamos como únicos límites los marcados por nuestra percepción.

Hiroaki Umeda: Solo

Hiroaki es un buen ejemplo de las posibilidades que brinda la tecnología para relacionar movimiento coporal con un universo audiovisual.

Chunky move: Mortal Engine

La compañía Chunky move y el creador de sus estructuras visuales Frieder Weiss, fueron los pioneros en crear este tipo de ilusiones algoritmicas con su software Eyecon. Su cuidada escenografía integrada en el movimiento de los performers hacen que sus obras se encuentren entre las mejores del mundo.

Takayuki Fujimoto

A pesar de que este proyecto no se basa en algoritmos generativos, su control sobre la iluminación a través de luces DMX merece una mención. El efecto conseguido juega con la percepción humana del tiempo.

Klaus Obermaier: Apparitiion

Un ejemplo mucho más abstracto pero revelador del inicio de esta nueva tecnología aplicada al cuerpo humano. En ocasiones se pierde la noción entre lo real y virtual

Philippe Decouflé: Abracadabra

Este coreografó francés fue uno de los pioneros en mostrar al mundo el poder de la imagen y de la ilusión para construir mundos imaginarios.

EasyWeb: VideoMapping

El grupo EasyWeb se encuentra de entre los más innovadores del mundo en Mapping. Aplicar piel digital sobre espacio físico en una de los pilares filosóficos y tecnológicos de este proyecto.


Colors Show

Este trabajo inicia la idea de usar cuerpos físicos como soporte de pieles digitales. Usa la tecnología en clave de humor.

Toni Mira: Límit

Otro ejemplo más, aunque muy sencillo, del poder del Motion Tracking.