EVA es un show diferente a otros espectáculos de video-danza. Entre sus característas, no emplea video pre-grabado, los gráficos sobre el escenario son generados en tiempo real siguiendo el movimiento de performers sobre el escenario o realizando una representación visual de la música.

El motor gráfico de EVA es el software ideado por Lot Amorós: P4VJ Processing 4 Veejing un software para pinchar algoritmos en processing sensibles al sonido. Para llevar a cabo este proyecto se le ha incorporado al software un módulo de visión por computador.

El show EVA emplea cámaras para hacer el tracking de los performers sobre el escenario. Al mismo tiempo proyecta sobre el mismo escenario una realidad interpretada mezclando personas reales y artefactos digitales.

Para hacer esto, es necesario que espectador y cámara trabajen en un espectro de luz diferente, de modo que la cámara sólo pueda ver al performer y el espectador pueda ver ambas cosas. Necesitamos que nuestra cámara sea sensible al espectro infrarojo.

Dentro de toda la luz que vemos los humanos, el espectro infrarojo es la porción del espectro que se situa por debajo del rojo visible.

El escenario está iluminado con luz infraroja que no interfiere con la visión humana y permiten al software de visión artificial precisar la posición y forma del performer incluso en condiciones de escasa luminosidad.

Para ajustar los objetos virtuales a la realidad, necesitamos tener una lente de la cámara ajustada de manera adecuada a las proporciones de nuestro escenario:

El sistema cognitivo humano percibe movimiento a partir de 24 fotogramas por segundo. Por debajo de ese valor el movimiento se torna interrumpido. Para muestrear las imágenes y procesarlas necesitamos al menos una cámara que trabaje al doble de la velocidad, en torno a 50-60 frames por segundo.


El show EVA emplea la cámara Firefly MV que nos entrega 60 fps con los que poder procesar el movimiento en tiempo real.

Una vez detectado y analizado el movimiento de los performers, el software analiza el sonido y genera un paisaje visual narrativo.